miércoles, 12 de marzo de 2014

Desavenencia

El robot humanoide se enamoró de una mujer de carne y hueso. El romance fue tórrido y breve. Ella lo abandonó a causa de una disfunción en su reactor de fusión nuclear de bolsillo.

Sergio F. S. Sixtos
Arte de Rudy Jan Faber.

4 comentarios:

  1. Jejeje, es decir que lo de ella no fue amor verdadero: en las buenas y en las malas. Lo encontré divertido.

    ResponderEliminar
  2. Hay muchas personas que sufren del mismo desarreglo jejeje!!!!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total

Procedencia