domingo, 27 de octubre de 2013

La gota y la flor

Una gota de lluvia cayó en una azucena; la gota suplicó: "Cuida de mí" y la azucena cerró sus pétalos para siempre.


2 comentarios:

  1. Hola Sergio, un gusto compartir estos caminos virtuales con vos.Es muy entretenido y ver nuestros escritos publicados es un sueño hecho realidad.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Estela, un gusto también de mi parte coincidir y compartir la misma pasión. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total

Procedencia